Políticas de inclusión

POLÍTICA DE INCLUSIÓN O DE DIVERSIDAD CULTURAL

 

 

CONCEPTO DE INCLUSIÓN.

 

Entendemos por inclusión, una sociedad que no discrimine o excluya por acción u omisión. Paralelamente implica aceptar el derecho que tiene cada uno a ser diferente. No hay ninguna razón por la cual una persona a partir de sus características particulares incluyendo aquellos que presenten una discapacidad o necesidades educativas quede por fuera del sistema educativo, del trabajo, a nivel social o del ejercicio de sus derechos ciudadanos por este hecho. La no inclusión supone una estigmatización o limitación impuesta por otros.

Desde esta perspectiva, “la educación inclusiva trata de acoger a todo el mundo, prometiéndose a hacer cualquier cosa que sea necesaria para proporcionar a cada estudiante de la comunidad -y a cada ciudadano de una democracia- el derecho inalienable de pertenencia a un grupo, a no ser excluido” (Falvey y otro, 1995).

La institución educativa al ser consciente de los procesos de inclusión del país, propone una educación inclusiva, que permite la constitución de sujetos democráticos, abierto a la diferencia y conocedores de la riqueza humana de nuestra región.

A pesar de que la institución no tiene las herramientas suficientes ha hecho un esfuerzo de voluntad por acoger cierto número de niños y niñas que por diferentes razones han sido excluidos del sistema educativo.

Para el año 2013 se atendieron aproximadamente 100 niños, niñas y adolescentes con necesidades educativas especiales y en este 2014, hay un aproximado de 85 estudiantes, a los cuales se les trabaja en aulas regulares con sus pares, con la Unidad de Atención Integral se hace el proceso de evaluación psicopedagógica la cual muestra cuales estudiantes podrían tener dificultades de aprendizaje o alguna discapacidad, estos estudiantes son remitidos posteriormente a las EPS para hacer la verificación de los resultados emitidos por la UAI y se socializa el diagnostico con el cuerpo de docentes y directivos a fin de realizar ajustes pertinentes para una inclusión efectiva en la institución.

 

CONCEPCIÓN DE DIVERSIDAD:

 

“El termino diversidad pretende acabar con cualquier tipo de discriminación, expresiones peyorativas y malsonantes, así como abrir un amplio y rico abanico respecto al ser diferente.

Indudablemente, no basta con que se produzcan solamente cambios en el vocabulario y las expresiones, sino que lo verdaderamente importante es que el cambio se produzca en el pensamiento de solidaridad y tolerancia en nuestra sociedad, y en nuevas prácticas educativas que traigan consigo una nueva forma de enfrentarse con la pluralidad y multiculturalidad del alumnado.

Lo anterior supone que la Institución Educativa reconoce la diversidad de los niños(a), tanto desde lo social (diferencias étnicas, religiosas, lingüísticas, culturales) como desde lo individual (diferencias de capacidad, de intereses, de estilos y ritmos de aprendizaje…), y orienta en función de ello acciones pertinentes que de manera inmediata atiendan a las necesidades de cada uno de ellos con relación al aprender, a hacer, a vivir juntos y a ser.

De ahí, que los estudiantes puedan presentar diversidad de ideas, experiencias y actitudes previas, debido a que cada persona ante un nuevo contenido tienen unos registros previos diferentes,; diversidad de estilos de pensamiento (inducción, deducción, pensamiento crítico), estrategias de aprendizajes, ocasionada por las diferentes maneras de aprender, ya se refiera a los estilos de pensamientos (inducción, deducción, pensamiento crítico), estrategias de aprendizaje, como en las relaciones de comunicación establecidas(trabajo cooperativo, individual) y a los procedimientos lingüísticos que mejor dominen; diversidad de intereses, motivaciones y expectativas, en cuanto a los contenidos y métodos; y diversidad de capacidades y de ritmo de desarrollo.

Necesidades educativas especiales: Carencias formativas que para ser superadas necesitan de recursos menos usuales que los que ordinariamente se proporcionan en los procesos de enseñanza-aprendizaje, y para cuya compensación, por tanto, es necesaria la elaboración y aplicación de adaptaciones curriculares de acceso y/o adaptaciones curriculares significativas. Tales carencias formativas pueden ser función tanto de condiciones personales (discapacidad o sobredotación) como de variables   asociadas a la historia familiar, social, etc., del alumno y con repercusiones significativas sobre su aprendizaje. Las necesidades educativas especiales, en consecuencia, deben ser entendidas en un sentido interactivo (dependen tanto de las características personales del alumno como de las características del entorno educativo y de la respuesta que se le ofrece) y relativo (éstas serán diferentes en función de las características y respuesta educativa que se ofrece en cada contexto educativo)

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta